SIN DUDA, MUCHO POR EXPLICAR 22/02/21

Alberto Peregrino

Desafortunadamente pareciera que en Tabasco no exista la pandemia que ha enlutado a miles de hogares. Los datos de la secretaría de salud local hasta ayer domingo arrojan un total de 56 mil 488 casos confirmados de Covid-19, mientras que el índice de muertes por el mismo problema es de 3 mil 747.

Sin lugar a dudas que es una cifra verdaderamente alarmante, sobre todo, cuando se esperaba que ya todos hiciéramos conciencia respecto a este lacerante virus que nos ha mantenido en jaque. Muchas personas aún en el encierro de sus propios hogares, pero lamentablemente muchas otras, andan como si nada en las calles, restaurantes y centros comerciales.

Nos hemos enterado por los medios de comunicación, que el gobierno federal ya ordenó se lleve a cabo la vacunación en hospitales de línea Covid, pero también a partir del martes pasado, a todas las personas de la tercera edad que, dicho sea de paso, se han inconformado al exigirles que se retiren sus cubrebocas y mascarillas, para que personal con chaleco color vino tinto, con un celular les pueda retratar el rostro, credenciales de elector, curp y hasta la credencial que los acredita como personas de edad avanzada.

En realidad, sí se han estado presentando un sinnúmero de abusos respecto al programa de vacunación. Aunque para el gobierno todo va viento en popa, pero lo cierto es que los excesos nunca se han dejado a un lado, sino por el contrario, cómo nos explican que personas de otros municipios hayan acudido con el mayor cinismo posible hasta Cunduacán en donde se dio inicio con la vacunación a los adultos por ser las personas más vulnerables.

O peor aún, que se haya permitido que funcionarios municipales de Comalcalco hayan igualmente tenido el mayor descaro y sin pudor alguno dejaron sin vacuna a 280 personas de la tercera porque se les ocurrió la brillante idea de saltarse el turno y en avanzada aplicársela.

Y aunque el gobernador, Adán Augusto López Hernández dio cuenta de ello, lo cierto es que esas cosas no se resuelven en las redes sociales a como él lo ha pretendido hacer, no señor gobernador, esas personas merecen ser castigados y que por deshonestos y gandallas se les haga saber de entrada el cese a sus cargos en el gobierno que usted encabeza en Tabasco.

 Creo que el gobierno tiene mucho que explicar de todo lo que ha estado sucediendo. El gobierno no deber hacerse de la vista gorda, toda vez que es el responsable de actuar contra esas personas gandallas y mal intencionadas, aunque, dicho sea de paso, todo este ‘merequetengue’ ya deja abierta la caja de pandora para que más ciudadanos exijan explicaciones al respecto y no que se queden callados a como lo han hecho con la entrega de los diez mil pesos que ya debió haber concluido por parte de la Secretaría del bienestar.

Línea de entrada

Cuatro temas por demás fundamentales nos muestran las debilidades del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador: La pandemia, clientelismo electoral, las elecciones y la candidatura de Félix Salgado Macedonio. Sumamos además las crisis de la economía nacional y del proyecto energético de Morena, la quiebra de Pemex, de la CFE y de los tres proyectos del gobierno; la refinería de Dos Bocas, el tren maya y el aeropuerto de Santa Lucía, las tres obras muestran el agotamiento presupuestal y el claro desfase de inversión. Más claro; se gastaron todo lo presupuestado y ahora necesitan urgentemente más recursos, una cantidad prácticamente igual para dar continuidad porque de nadie es un secreto que no llevan construida ni siquiera la mitad de cada una de ellas. 

Línea de salida

Y hablando de todo ello, los desmanes en la cuatroté siguen y sieguen. Una vez más se coloca a la Refinería que se está construyendo en Dos Bocas en el ojo del huracán, pues la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su informe dio a conocer que se detectaron fuertes irregularidades en el pago de 75 millones 5914 mil pesos durante el 2019, y de acuerdo su cuenta pública se encontró además que se hicieron pagos fuera de norma por el orden de los 70 millones 700 mil pesos, la diferencia detectadas fueron entre los volúmenes de obra pagadas y los realmente ejecutados. Simplemente no cuadra en nada. ¿Y la honestidad valiente dónde quedó? Por hoy es todo, nos leemos en la próxima Dios mediante.