México, un país brutalmente fácil para el paso de niños migrantes: Comepent

México requiere  diseñar un programa Nacional de Protección al Niño Migrante,  expuso el paidopsiquatra Emmanuel Osorio Rosales

RUTH MAGAÑA

EL EDÉN MX

Según datos de la UNICEF 32 billones de dólares es la derrama económica que el tráfico de personas deja al crimen organizado cada año, reveló el paidopsiquatra Emmanuel Osorio Rosales, al disertar la conferencia “El Niño Migrante” en el marco de la 11a Reunión de las Américas en Pediatría.

 

En el  congreso de médicos pediatras que se efectúa en la entidad, refirió que México requiere  diseñar un programa Nacional de Protección al Niño Migrante, porque se está convirtiendo en un país brutalmente fácil para que los menores acompañados y no acompañados  crucen por todo el territorio nacional, advirtió.

 

“Se requieren políticas específicas que incluya el manejo desde las diferentes áreas, toda vez que  los infantes se enfrentan a una serie de delitos que van desde los ataques sexuales hasta el comercio, causando en ellos secuelas que repercutirán en su edad adulta, porque no hay peor etapa de la vida para tener un problema de salud mental que la infancia porque el cerebro es vulnerable para tener secuelas, por la pérdida masiva de funciones cognitivas”, refirió.

 

El integrante del Colegio de médicos pediatras y especialistas en la niñez de Tabasco (Comepent) expresó que el comercio infantil resulta redituable porque existe una demanda global por mano de obra barata, prostitución y pornografía infantil.

 

“Entre el 50 a 95  por ciento de menores víctimas de tráfico sexual en México y Centroamérica han estado en alguna unidad de asistencia social”, añadió.