100 mil personas reunidas en Cárdenas

Cárdenas debe ser ejemplo mundial por el rescate de valores con el rotundo éxito del Segundo Festival Rescatando a la Familia, evangelistas y cantautores declararón embajador de la paz; a este municipio.

Clausura Rafael Acosta León la segunda edición consecutiva del festival Religioso que pretende restaurar los valores en las familias, sembrando buena semilla en tierra fértil, para cosechar abundancia en la sociedad.

⦁ 100 mil personas se dieron cita en el corazón de la ciudad ante la constelación de estrellas de todas las denominciones religiosas que se dieron cita durante 5 días, con el propósito de ungir mediante alabanzas y oraciones a los ciudadanos por amor a Cárdenas, Samuel Hernández y Lilly Goodman cerraron este magno festival.

Dos artistas de talla internacional y de probada calidad municipal, aglutinaron a miles de ciudadanos de por lo menos 52 asociaciones religiosas, que unieron sus manos para pedir al todo poderoso por la paz y tranqulildad de nuestro entorno, así como por la guía y buen gobieno de Rafael Acosta León y sus colaboradoes, ya que ha sido un facilitador del sincronismo religioso que hoy; es una realidad en la también llamada llave de la chontalpa.

Ministró la palabra el superintendente de la Iglesia de Dios en México; Julio César Melendez, quien afirmó que la verdadera paz, debe empezar en casa; con los buenos ejemplos, se puede restaurar uno mismo, ser mejores ciudadanos y mejores servidores e hijos de Dios, la muestra está puesta, porque Cárdenas después de estos 5 días, ya no será igual, pues aquí hay un pueblo dispuesto a ser guerros de Dios.

En un hecho sin precedentes en la historia moderna de esta ciudad, el alcalde; recibió de manos de los ministros y representantes religiosos, un reconocimiento a la gran labor por ser facilitador, del evento qué; sin distingo de credos, reunuió a más de 100 mil almas en solo 5 días.

El compositor e interprete Puerto Riqueño Samuel Hernández, profetizó que Cárdenas deben ser la punta de lanza para que estos eventos dedicaos a restrauar el núcleo social familiar, se replique en todo México y el mundo, “pensé que otras plazas eran las más entusiastas, pero me equivoqé, en Cárdenas esta la gente más feliz para la gloria y honra de Jesús”. expresó el Salmista.

La peculiar voz e interpretación de la dominicana Lilly Goodman, llevó a limite a los asistentes creando una atmosfera especial al entonar sus alabanzas, Dios bendiga a sus aurortidades dijo; “pues alguien interesado en rescatar a la familia poniendola en la fe de cristo, es alguien que reconoce la omniponecia de nuestro salvador”, recalcó.

Acosta León reconoció la armonía y entusiasmo que pusieron las distintas asociaciones, en cada una de las activiades que se emprendieron durante esta semana, una de lluvia de bendiciones y cadena de oración, por una ciudad mejor y libre, además indicó que la tercera edición de este festival ya esta en puerta, porque se dijo convencido de educar a al niño para no castigar al hombre, “han sido una serie de reconocimientos que han traído diversas agrupaciones, entre ellas la ONU a Cárdenas y seguro estoy que de ahora en adelante, solo se hablará de buenas noticias, lo otro ya lo dejamos atrás, si ellos ven una ciudad próspera, bendecida y llena de sanidad, seguro no los vamos a defraudar”. Puntualizó

En esta segunda emisión del festival cristiano participaron las 52 asociaciones religiosas en todo el municipio lidereadas por las Asambleas de Dios, Iglesia Adventista del Séptimo día, Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesus, Iglesia de Dios en México Evangelio Completo, Palabra de Vida y Restauración Internacional, UNIPAT( Union de pastores), Iglesias Evangélicas Independientes, Iglesia Presbiteriana, así como las diferentes Parroquias del municipio como, San Antonio de Padua, Nuestra Señora del Carmen, La Candelaria, Nuestra Señora de Guadalupe de Santarosalia, entre otras. Además de contar con una gala de artistas y grupos cristianos de talla internacional como felipe Garibo, Martin Valverde, Marcela Gandara, Bipper y sus amigos, Miel San Marcos, cerrando con broche de oro Samuel Hernandez y Lilly Goodman.