Feliciano Wong Ortíz revolucionó la oftalmología en Tabasco

RUTH P. MAGAÑA

Hoy, la oftalmología en Tabasco está entre las mejores a nivel nacional e internacional, y a la vanguardia en inversión de equipo en tecnología avanzada. El Doctor Feliciano Wong Ortiz afirma que con ello se dió un salto en favor de la sociedad y uno se acostumbra a lo bueno, pues garantizar el buen resultado representa una gran satisfacción, como sucede actualmente en una cirugía de cataratas.
Cierto que la oftalmología le ha dado posición y prestigio al Doctor Wong Ortiz, pero él también le ha contribuido a la especialidad. He aquí su aporte: desarrolló una técnica llamada ‘Dedo en Gatillo’ para cirugías de cataratas muy duras o viejas, el ojo se descompensa echando a perder su córnea, para evitarlo utilizó una técnica usando un ganchito para jalar luego de la incisión; antes era un instrumento plano que servía solo para jalar, ahora con este instrumento se corta la catarata y se extrae en una incisión pequeña.

Con esta técnica, el paciente tiene un lapso post-operatorio corto y sin suturas.
Armado de paciencia y del primer microscopio que se compró para operar en Tabasco -en 1990- fue ganando clientela y prestigio.

En el estado se operaba con lupas, pero él había aprendido a hacer cirugías con microscopio y abrió la brecha, lo que significó el primer avance oftalmológico, que hoy se ha desarrollado y muchos tabasqueños que han sido sujetos a este tipo de cirugías se recuperan de manera mas efectiva.