América vence a Chivas y se lleva el Clásico Nacional


Giovani Dos Santos le debe mucho al América. Las Águilas prácticamente lo rescataron del limbo en el que se encontraba en Estados Unidos, en la MLS, cuando fue despedido. Pero no había resarcido casa nada, nada, hasta ahora. Minuto 26 y Gio se acordó que sabe jugar, dejó de lado el ser trotón en el campo, de sólo tirar pelotas hacia atrás, recortó, arrastró a Jesús Molina y sobre la línea del área grande sacó el disparo que venció a Raúl Gudiño.
Gol que da triunfo y gol que paga, una parte de la gran deuda que tiene Dos Santos con los de Coapa, que salieron con la mano en alto del Clásico Nacional al ganar 1-0 y seguir con la racha de victorias sobre el Rebaño.
Partido lleno de buenas intenciones, en donde Chivas dio muestra otra vez de no estar para las ligas mayores, que su reconstrucción es continúa pero lenta y América, con acelerar un poco el acelerador se llevó el triunfo para amanecer con 23 puntos como segundo lugar general y Chivas quedarse con 15, estancado en su realidad.

El juego fue agradable a la vista. Antes del tanto de Gio era de ida y vuelta, con media cancha, sólo con juego de área generado por los velocistas de cada equipo. En ese lapso Gudiño detuvo un remate a quemarropa de Benedetti y Macías falló un mano a mano frente a Guillermo Ochoa.
Además de que Jorge Sánchez derribó en el área a Uriel Antuna, en una jugada donde se pudo marcar penalti, pero ni revisión de VAR hubo.
Memo Ochoa sacó balones milagrosos cuando Chivas intentó jugar a base de orgullo, el cabezazo de Calderón fue desviada acrobáticamente por el mundialista.

Y después… Mucho correr, mucho luchar, pero poco que generar de parte del chiverío que metió a la Chofis López a tratar de reverdecer laureles, pero lo único que hizo fue refrendar que no está en su nivel.
En el Clásico del silencio América gritó el único gol. Clásico en el que se notó, hizo falta la afición y se notó también que las Águilas están para competir, aunque no está en su mejor nivel y Chivas está para sufrir.

AGENCIAS/EL EDÉN MX