7 Asesinatos por justicia por propia mano, documenta el Codehutab

* El Codehutab lamentó que las ejecuciones contra presuntos delincuentes se debe a la mala implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

JERÓNIMO C. CALCÁNEO

EL EDÉN MX

7 casos de asesinatos por justicia por propia mano, ha registrado en lo que va del año el Comité de Derechos Humanos de Tabasco (CODEHUTAB); 4 se registraron el martes pasado en donde pobladores de la comunidad Arroyo Hondo, Macuspana, colgaron de un árbol a tres presuntos roba motocicleta y uno más fue encontrado cerca del lugar, golpeados y con huellas de haber sido arrastrado.

En un comunicado, el CODEHUTAB insistió en que dichos acontecimientos dan cuenta del hartazgo de la ciudadanía, de una descomposición social sumamente grave, sobre todo, de la incapacidad de la autoridad para impartir justicia, y de la mala implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, que dijo, no ha servido más que para dejar en la impunidad a delincuentes, y para tratar al ciudadano como si fuera el delincuente al momento de interponer una denuncia.

La Asociación Civil informó que ha documentando los hechos de asesinatos y linchamientos a manos de pobladores, de 2016, 122 casos, en donde participaron 168 presuntos delincuentes, de los cuales seis resultaron ejecutados.

En 2017, 60 casos, resultaron golpeados 81 presuntos delincuentes y 3 fueron ejecutados, en lo que va del año, se han registrado 32 casos, en donde han participado 55 presuntos delincuentes y han resultado siete asesinados.

Finalmente el CODEHUTAB, lamentó que el Estado quiere hacer creer que tienen los mejores sistemas para evitar que una persona vuelva a delinquir en los casos de “delincuencia común”, sin embargo, se debe utilizar a las instituciones correspondientes para ejercer el derecho a la justicia y seguir denunciando a todos aquellos que no realizan bien su trabajo.

Pero insistió a la ciudadanía a seguir denunciando la corrupción y la impunidad con la que muchas veces actúan. Sobre todo debemos ser conscientes del Estado de Derecho, pues al hacer justicia por nuestra propia mano también nos estamos convirtiendo en delincuentes, manifestó el Codehutab.