Visita López Obrador a sus difuntos en Tabasco

Desde temprana hora acudió al Panteón Central donde yacen los restos de sus padres y hermano, posteriormente visitó la tumba de quién fuera su esposa Rocío Beltrán en el recinto memorial.

RUTH P. MAGAÑA

EL EDÉN MX

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador estuvo en la entidad este 2 de noviembre, en el marco de la tradición mexicana del Día de Muertos.

Desde temprana hora acudió al Panteón Central uno de los más grandes de Villahermosa y con más antigüedad,  a llevar ofrendas a sus difuntos,  como son sus padres el señor  Andrés López Ramón y la señora  Manuela Obrador González, así como su hermano Ramón.

El tabasqueño llegó acompañado  de muy pocos colaboradores, situación que hizo que pocos se percataron de su presencia, se detuvo en el mercado de las flores para comprar  arreglos florales y posteriormente ingresó al panteón Central.

Ya frente a la tumba donde yacen los restos  de sus familiares, López Obrador dió un mensaje en el cual hizo referencia a esta tradicion mexicana y su importancia de seguirla preservando.

“Hoy día 2 de noviembre estoy aquí, aquí están sepultados mis padres y mi hermano en este panteón de Villahermosa…más tarde voy a otro panteón dónde está Rocío mi esposa, me doy tiempo para esto porque no hay que olvidar a nuestros finados…miren cuánta gente está aquí viendo a sus difuntos, porque es una tradición, esto es muy nuestro, es una tradición de nosotros los mexicanos que no olvidamos de dónde venimos, no olvidamos a nuestros padres, a nuestros seres queridos. Esta es una tradición que debemos mantener…decía el maestro Pellicer que antes que se hablara ‘castillo’, ya había un mes dedicado a los difuntos… Yo diría dichoso el mes que inicia con todos los santos y terminan con San Andrés”, refirió.

Conforme se corrió la voz que el presidente electo de México estaba de visita en dicho cementerio, la gente se fue congregando en la tumba que visitó el macuspanense.

Cuando se dispuso a retirarse del lugar, en el trayecto los ahí asistentes aprovecharon a saludar a López Obrador, a tomarse la selfie y otros más a ofrecer las tradicionales maneas y tamalitos que habían preparado para pasar el dia, las cuales fueron gustosamente aceptadas por el tabasqueño

Previo a retirarse del lugar los representantes de los medios de comunicación buscamos hacer algunas preguntas y también sobre el motivo de su visita, ahí habló de quién fuera su esposa y compañera Rocío Beltrán

“Rocío Beltrán me ayudó en los momentos más difíciles, pero también es un homenaje a todos los difuntos y familiares que se nos adelantaron y vamos a estas siempre a la altura de las circunstancias, al 100 ayudando al pueblo a nuestro querido Tabasco y nuestro país”, precisó.

Posteriormente continuaron las fotos,  besos, abrazos y saludos y se dirigió al recinto memorial, donde fue sepultada quien fuera su compañera de vida, donde también  causó gran sensación su presencia.