Garantizan protección y conservación de la Laguna de las Ilusiones con el Plan del Manejo

La investigadora de Biología de la UJAT y coordinadora de los investigadores que realizaron el Plan de Manejo de la Laguna de las Ilusiones, Carolina Sequeira, aseguró que esto, es el marco legal que permite la protección y conservación de la Reserva Ecológica Estatal de 237 hectáreas de superficie, mediante la implementación de diversas acciones de corto, mediano y largo plazos que garantizan la diversidad existente en el cuerpo lagunar.

“Es importante que el Gobierno del Estado emprenda acciones para concientizar a la población y se apropie de la importancia que tiene este ecosistema. Se necesitan crear hábitos saludables que giren en torno a la protección de las numerosas especies que habitan en el Área Natural Protegida, como cocodrilos, manatíes, tortugas y diversos tipos de aves”, subrayó la investigadora.

En entrevista, Sequeira explicó que el plan también se justifica en los beneficios ambientales que brinda la Laguna de la Ilusiones, como la conservación del ciclo hidrológico, belleza escénica, amortiguamiento del impacto de fenómenos hidrometeorológicos extremos y la aportación de hábitat de numerosas especies de flora y fauna nativas, así como ser un sitio que aporta importantes porcentajes de carbono, entre otros.

La Laguna de la Ilusiones fue declarada Reserva Ecológica Estatal el 8 de febrero de 1995 en el Periódico Oficial del Estado, y el Plan de Manejo se publicó apenas el pasado 25 de septiembre, a más de 25 años de que fue emitida la declaratoria de reserva.

Carolina Sequeira destacó que dicha reserva es una laguna natural que conserva las características ecológicas del trópico húmedo mexicano y, sobre todo, de Tabasco.

“A diferencia de otras grandes lagunas urbanas existentes en el mundo, esta es de las pocas naturales, porque en países de Europa existen lagunas artificiales que son creadas por motivos turísticos, pero la nuestra es un ecosistema totalmente natural”, puntualizó.

Resaltó que derivado del estudio para realizar el plan pudieron encontrar mucha disposición y participación de las personas, sobre todo de las que tienen colindancia con la laguna, pues les preocupa el hecho de que mucha gente tira basura, no la cuida y no le da la importancia necesaria para conservar la flora y la fauna existentes en la reserva.

La investigadora de Biología de la UJAT detalló que la laguna cuenta con 54 hectáreas protegidas llamada Zona Núcleo, donde se encuentra el mayor número de ejemplares de diferentes especies de animales del cuerpo, y allí se alimentan, se reproducen y anidan.

Explicó que dicha zona de la laguna es donde hay menos contaminación y en la que se sugiere no realizar ningún tipo de actividad antrópica, para no alterar las formas de vida existentes en esa parte.

“Había gente que nos decía que ya no había manatíes en la laguna, pero es todo lo contrario, grandes cantidades de ejemplares se han avistado y se siguen reproduciendo, así como de cocodrilos. Esto es importante darle a conocer toda esta información a la gente, porque de esa manera pueden contribuir a su protección, como con algo tan sencillo como no tirar basura en la laguna”, subrayó la profesionista.

Al considerar que si el programa se realiza al cien por ciento, se podrá reducir un porcentaje muy significativo de la contaminación y toda la problemática de la laguna, detalló que existe otra zona llamada de Amortiguamiento, en la que se puede dar o permitir cierto tipo de actividades, como turísticas o de paseo, pero que no afecten más el entorno.

La coordinadora del Plan de Manejo de la Laguna de las Ilusiones se mostró convencida de que con las intenciones que tiene el Gobierno del Estado, y con el apoyo de la población, se puede visualizar una laguna limpia, con un importante atractivo turístico no solo nacional, sino internacional, porque la laguna tiene todo el potencial para realizar proyectos que llamen la atención y sea un goce tanto para los tabasqueños, como los mexicanos y extranjeros.

Este plan es uno de los temas que tiene Tabasco como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, que tiene como límite ese año para cumplir con dichas metas.

SUSANA LEÓN/EL EDÉN MX