Justifica fin de los fideicomisos; recursos serán para pagar deuda

Con la extinción de fideicomisos y fondos decretada por el presidente Andrés Manuel López Obrador se tendrán recursos por hasta 250 mil millones de pesos que serán empleados, principalmente, para el pago de deuda pública, afirmó el propio titular del Ejecutivo.

En rueda de prensa, López Obrador informó que la extinción de esos instrumentos financieros está contemplada en la Ley de Austeridad y afecta a aquellos que no se consideren estratégicos o que no requieran reformas legales para extinguirlos.

“Lo que se está haciendo ahora, porque es un mandato de la Ley de Austeridad Republicana, es concentrar todos esos recursos en Hacienda y Hacienda los va a distribuir”, expuso el titular del Ejecutivo.

Los recursos no se emplearán directamente en el combate a la epidemia de COVID-19 sino en cuatro rubros que requieren inyección de capital, reconoció López Obrador.

“Primero, fortalecer los programas sociales, proteger a los pobres. Que esos recursos ayuden a la reactivación económica, a la industria de la construcción que permite reactivar pronto la economía y generar empleos”, consideró López Obrador.

El tercer rubro en que se empleará el dinero es en el apuntalamiento financiero de Petróleos Mexicanos ante la baja del precio del petróleo a nivel mundial, además de resarcir las pérdidas que tuvo el año pasado en ingresos.

El cuarto punto es el pago de la deuda externa acumulada en anteriores administraciones.

“Les diría que a este concepto vamos a destinar la mayoría de los recursos, porque no queremos que se incremente la deuda, queremos hacer todo lo posible para mantener el compromiso, seguir cumpliendo que no haya aumento en la deuda pública”, explicó el Presidente.

López Obrador reiteró que son 281 fideicomisos y fondos que serán extinguidos, y sólo se mantendrán aquellos que requieren de modificaciones constitucionales para su desaparición.

Por otro lado, reconoció que los  empresarios de México están haciendo un esfuerzo importante para apoyar al gobierno y a la población para afrontar los efectos económicos de la epidemia de coronavirus.

Destacó que en la reunión que tuvo la tarde del jueves con dirigentes empresariales ambos presentaron propuestas de cómo hacer frente a la crisis, y aunque hay diferencias, ambos acordaron trabajar unidos.

“Fue muy buena reunión, eso sí les puedo decir, con los representantes del sector empresarial, muy buena reunión y acordamos trabajar juntos. Ellos me hicieron una propuesta, escucharon también mi planteamiento, les expliqué acerca del modelo que vamos a poner en práctica. No más de lo mismo que se hacía antes”, explicó el presidente.

AGENCIAS/EL EDÉN MX