Estos son algunos de los fideicomisos que dejarán de existir por decreto

A partir del 15 de abril, los recursos de los fideicomisos que están extintos desde ayer por decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador se irán a tesoserería, informó el analista Roberto Gil Zuarth.

“Los fines a largo plazo dejarán de existir y esos recursos se van a reintegrar el 15 de abril a la tesorería con el propósito, me imagino, de contar con recursos para cerrar la brecha de diferencial entre los ingresos que ya no se van a recibir este año y las presiones de gasto que el presidente tiene”, señaló el analista.


Ayer, en el Diario Oficial de la Federación se publicó un decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ordena la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos.


De acuerdo con Notimex, el decreto instruye a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, a la Oficina de la Presidencia de la República, así como a los Tribunales Agrarios, para que lleven a cabo los procesos para extinguir o dar por terminados todos los fideicomisos públicos sin estructura orgánica, mandatos o análogos de carácter federal en los que funjan como unidades responsables o mandantes.


En entrevista con Ciro Gómez Leyva para el noticiero Por la mañana, Gil Zuarth explicó que existían 338 fideicomisos hasta el 31 de diciembre de 2019, que daban un monto de aproximadamente 740 mil millones de pesos.


De los 338 fideicomisos, no se verán afectados los que están previstos en la ley, por ejemplo, aquellos que se utilizan para estabilización de los ingresos presupuestarios tanto de la federación como de los estados y municipios, así como los fideicomisos en materia de salud, por mencionar algunos, según el analista.


En cambio, los fideicomisos que dejaron de existir son el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que tenía 10 mil millones de pesos hasta diciembre pasado; el extinto Seguro Popular, el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) con 11 mmp, y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, entre otros.


“Es una decisión para resolver la caja en el corto plazo, no para garantizar ciertos fines en el largo”, añadió Gil Zuarth.

AGENCIAS/EL EDÈN MX