LÍNEA POLÍTICA 15/07/21

ADÁN: DECISIONES ANTIDEMOCRÁTICAS

Alberto Peregrino

Cuando se habla de democracia, se deja ver que Tabasco va en franco retroceso en ese y en otros muchos aspectos. Eliminar la figura actual de un delegado municipal es centralizar el poder a través de su mayoría y atentar contra el espíritu democrático de México. No hay que olvidar que un delegado municipal tiene contacto con los vecinos, conoce la problemática y gestiona, de ahí la importancia de ser electo democráticamente como se ha venido haciendo hasta nuestros días.

Sin embargo, el gobierno estatal y Morena, desde un principio dejaron ver que van por el control total de todo; después de ganarlo todo; después de que el pueblo les dio todo; ahora quieren aplastarlo todo: quitarle todo, arrebatarle todo, todo; hasta el derecho y la oportunidad a los ciudadanos de nombrar libremente a sus delegados municipales para que sean sus representantes ante los ayuntamientos.

Y es que, a través de sus redes sociales, el gobernador, Adán Augusto López Hernández, informó, que enviará al Congreso de Tabasco, y que ya lo hizo, por cierto, una reforma a la Ley Orgánica de los Municipios, donde plantea que los delegados municipales, ya no sean electos por voto, sino por mayoría de los integrantes del cabildo. Es evidente que eso ante los ojos de la opinión pública es un acto netamente antidemocrático y que atenta contra la democracia.

Así tenemos que, de nueva cuenta, no tuvo que pasar mucho tiempo para que la ciudadanía tabasqueña se diera cuenta del craso error que por enésima ocasión cometieron al darle todo el poder al gobierno de Adán Augusto, a través de Morena, y sin los contrapesos constitucionales e institucionales, para una normalidad y equilibrio democrático.

El pueblo tabasqueño les dio todo el poder y la confianza; el gobierno estatal y Morena, le vuelven a ‘agradecer’, de la única forma que saben hacerlo; burlándose de ellos, valiéndoles madre, mandándolos a la chingada, ignorándolos y haciendo lo que realmente les viene en ganas, a pesar de lo que se pueda decir o hacer. Total, ellos son los que mandan.

Sin embargo, borrar de una vez y para siempre, la participación ciudadana, para tener el control absoluto de todo es un atentado contra Tabasco y México en su línea democrática. Recodemos que ya les redujeron el financiamiento a los partidos políticos, y ahora van por la reducción, sino es que ya la lograron, de los Regidores en las alcaldías y van también, con singular paso, a la desaparición de las diputaciones plurinominales. ¡Eso chingao, ahí la llevan, total para eso es el poder!.

Línea de entrada
Y se me hacen por demás interesante la reacción del jurista, Sergio Antonio Reyes, quien considera que la propuesta del gobernador tabasqueño, sin duda alguna se convierte en un retroceso al siglo pasado y que inhibiría la participación popular, además que los ciudadanos que consideren que sus derechos son vulnerados podrían interponer recursos legales, porque los delegados deben ser representantes comunitarios y no auxiliares del Ayuntamiento, por lo que no se debe retroceder a los años 40 cuando estas figuras eran conocidas como agentes municipales.

Línea de salida
Para el PRD, el gobierno del estado busca acabar con la democracia, al tiempo de alertar que cada vez se toman decisiones desde el gobierno para imponer autoridades. Para el PRI, el gobierno estatal pretende contar con una estructura a modo para fines electorales; a fin de que los delegados se sumen a los servidores de la nación para hacer tareas políticas usando para eso los programas sociales y ahora los programas municipales; y el PVEM, su aliado electoralmente, señaló que “vamos hacia una dictadura”, al tiempo de subrayar que no coincide con esa iniciativa porque se dejaría de escuchar el sentir de los habitantes de cada colonia, villa y ranchería, además dijo desconocer cuál es el objetivo de la misma. Por hoy es todo, nos leemos en la próxima Dios mediante.