LÍNEA POLÍTICA

21/06/21

PODREDUMBRE EN LA 4T

Alberto Peregrino

Los mexicanos nos hartamos de escuchar una y otra vez por más de dieciocho años que tuvo de campaña Andrés Manuel López Obrador, que cuando llegara a la Presidencia de México se acabaría el nepotismo, y aseguró igualmente que para ello su gobierno encabezaría un movimiento ‘transformador’ que acabaría con los privilegios entre los funcionarios públicos.

Sin embargo, aquí lo hemos dicho una y otra vez, que todas aquellas promesas resultaron ser una farsa, ya que esta Cuarta Transformación no se ha cansado de engañar a los mexicanos, y como ejemplo tenemos el caso de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, quien ha sido señalada recientemente de tener parientes dentro del gobierno que ella encabeza.

Se trata de Sally Jaqueline Pardo Semo, quien presuntamente es tía de la mandataria capitalina y que actualmente es funcionaria del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). En ese sentido, se ha revelado que Pardo Semo ocupa el puesto de jefa de la Unidad de Atención Integral Social y actualmente está percibiendo un sueldo bruto mensual de 144 mil 343 pesos cando AMLO habla todos los días de austeridad.

Por otro lado, la jefa del gobierno capitalina se llena la boca de hablar de honestidad, pero no se ha dado cuenta que cuando lo hace le sangra la boca, toda vez que la corrupción en su gobierno y en la línea familiar sale a luz pública, y mire Usted.

Annie Pardo Semo, madre de Claudia Sheinbaum Pardo, aparece vinculada a la empresa “Offshore” JAEM Ltd., teniendo como paraíso fiscal las Islas Vírgenes Británicas, de acuerdo a la base de datos: Panamá Papers. Así lo señala la cuenta de Twitter @ALEPHBIO, quien halló el nombre de Pardo Semo en la página de Offshore Leaks Database, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), a quien se relaciona con una entidad, JAEM Ltd., bajo la jurisdicción de Islas Vírgenes Británicas.

Según la información del ICIJ, JAEM Ltd. aparece vinculada no sólo con Annie Pardo Semo sino también con Mati Cemo de Pardo, Esther Pardo Semo y Sally Pardo Semo como accionistas, con la intermedicación de Merril Lynch.

También en los Panama Papers está otra tía de Sheinbaum, Esther Pardo Semo, y tres de sus hijos: el comentarista deportivo Miguel Gurwitz Pardo y sus hermanas Vanessa y Stephanie, quienes, según información de la Revista Proceso publicada en 2016, estaban vinculadas con la empresa Vanmiste Ltd, también bajo la jurisdicción de Islas Vírgenes Británicas.

En total son tres empresas dentro del esquema Offshore bajo la jurisdicción de las Islas Vírgenes Británicas que han sido integradas por familiares de Sheinbaum Pardo: JAEM Ltd, Jojoga Ltd y Vanmiste Ltd.

El esquema Offshore promovido por el despacho panameño Mossack Fonseca, en general se dedica, mediante el uso de paraísos fiscales y empresas fantasma, a evadir impuestos y ocultar fortunas, en ocasiones obtenidas de forma ilegal. Se destaca que entre sus clientes ha habido traficantes de armas, narcotraficantes, políticos acusados de corrupción, etcétera. Qué bonita familia.

Línea de entrada

Los ciudadanos de Cunduacán están más que molestos por todas las artimañas presuntamente orquestadas entre la alcaldesa Nydia Naranjo Cobián y quienes tienen la responsabilidad electoral en el Estado incluyendo el Tribunal Electoral, porque coincidentemente las cosas les están saliendo en a pedir de boca para perjudicar al alcalde electo por la vía independiente, Abraham Cano González, ‘El Chelo Cano’, aunque, a decir verdad, la impugnación no le hará ni cosquillas. Solo que no hagan mucha ‘maraña’ porque pueden despertar al tigre. Morena navega en la irracionalidad y hay muchísima gente que está a la expectativa de lo que pueda suceder y dispuestos a salir y defender sus votos

Línea de salida

Con 335 personas contagiadas y cinco defunciones por Covid-19 cerramos la semana hasta el viernes pasado. Da tristeza decirlo, pero lamentablemente Tabasco transita nuevamente hacia el semáforo rojo, por el poco o nulo cuidado de los ciudadanos, pero, sobre todo, por la tremenda irresponsabilidad del gobierno en sus tres niveles, sin dejar de excluir a los órganos electorales que también tienen culpa. Por hoy es todo, nos leemos en la próxima Dios mediante.