Benedicto XVI confronta a Francisco por sacerdotes casados

El papa emérito Benedicto XVI exhortó públicamente a su sucesor Francisco a abandonar la idea de ordenar sacerdotes a hombres casados, una iniciativa muy inusual en el Vaticano.

Ante la falta local de sacerdotes en la Amazonia que faciliten el acceso a los sacramentos, un sínodo sugirió ordenar sacerdotes a hombres casados de cierta edad (llamados “viri probati”), preferiblemente indígenas.

Benedicto XVI, de 92 años, expresó su opinión en un libro escrito con el cardenal ultraconservador Robert Sarah, cuyos fragmentos fueron publicados en exclusiva por el diario francés Le Figaro.

Para el cardenal guineano Sarah, “el celibato sacerdotal bien entendido, aunque a veces es una prueba, es una liberación. Permite al sacerdote establecerse con coherencia en su identidad de esposo de la iglesia”.
Benedicto, el primer sumo pontífice en renunciar en casi seis siglos, se dedicó inicialmente a una vida de contemplación y calma, pero con el tiempo se expresó cada vez más abiertamente sobre los temas importantes de la Iglesia católica.

AGENCIAS/EL EDÉN MX